viernes, 5 de julio de 2013

IX.

MADRID. He dejado de fumar,
pero no consigo DEJARTE.
En la mesilla de NOCHE
están tus gafas.
Las llevo de un lado a otro
como si llevara TUS OJOS.
Así nos seguimos mirando,
SIN COMPRENDER
Por la noche salgo a pasear.
En cada esquina
me asalta TU NOMBRE.
TÚ respondes como un grillo.
Dulce, distante,
ignorando las horas.
El vestido que llevo
(TE GUSTARÍA),
desnuda más que VISTE.
No sé qué hacer
con este cuerpo que ya
NO QUIERE SER MIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario